Presentación de revista Nº10

Posted in Semana cultural 2017

Por Isabel Goig.

Presidía la mesa donde se iba a presentar la revista, SARNAGO Nº10 Luis Rey, presidente de la Diputación de Soria; Jesús Hernández Ruiz, alcalde de San Pedro Manrique; y José María Carrascosa, cabeza visible de la Asociación de Amigos de Sarnago. Acudió también a la cita la vicepresidenta primera de la Diputación, Esther Pérez. La revista la presentaba el doctor Juan Manuel Ruiz Liso, para cuyo currículo necesitaríamos varias páginas. Él no conocía físicamente Sarnago, y me parece que la impresión recibida fue también importante. El doctor Ruiz Liso acudía invitado como responsable de la Fundación Científica Caja Rural, que había otorgado a Sarnago y sus gentes el galardón del Desarrollo Saludable 2016.

Gracias por invitarme a vuestra semana cultural para presentar algo que se autopresenta por si solo y que debe ser guardado en una cápsula del tiempo para que las nuevas generaciones que recuperarán integra y finalmente esta pequeña villa, conozcan su origen y presuman de sus ancestros.

Comenzó diciendo el presentador, para elogiar acto seguido la obra del sarnagués Abel Hernández, que transcurre en Sarnago. Hizo que pervivieran Delfín Hernández, Pepe Sanz, Diego Rafael Cano y Avelino Hernández, sorianos notables, vinculados muy especialmente a los pueblos de la Alcarama. Aludió a la Dieta Mediterránea y dijo que “Templo de la Salud Integral de la Dieta Mediterránea” que hice  años atrás: generosidad, solidaridad, comunicación, optimismo, bailes clásicos, diálogo y tertulias, ejercicio físico por estas tierras –obligado-, paseos, sostenibilidad medio-ambiental cultivando la cultura del bienestar, comiendo en compañía, amistad y una siesta moderada, se da en los sarnagueses.

Finalizó con un brindis en honor a quienes perviven y, especialmente, a Pepe Sanz, de quien, aseguró, finalizaba así todas sus intervenciones:

Pepe!, va por ti, por Delfín, por Rafael, por Avelino y por todos estos hombres de estas tierras altas que no pueden acompañarnos hoy, porque como decía Groucho Marx, “piden perdón por no levantarse.”

 

VINO, VINÍN DE LA COPA COPÍN DE LA CANTINCOPA

QUIEN NO DIGA TRES VECES

VINO, VININ DE LA COPA COPÍN DE LA CANTINCOPA

NO BEBERÁ NI UNA GOTA.

¿Cómo se llama tu tía?

MARIA

Caramba! Como la mía

¿Cómo se llama tu hermana?

ANA

Caramba! como mi hermana

Y ¿dónde está tu casa?

EN LA CUESTA

Caramba! Como la nuestra.

Pues si tu tía se llama María, Caramba! como la mía.

Y tu hermana Ana, caramba! como mi hermana.

Y tu casa está en la cuesta, caramba! Como la nuestra.

¿Porqué no nos conocemos?

PORQUE NO BEBEMOS

PUES PARA QUE NOS CONOZCAMOS, ¡BEBAMOS!

En homenaje a la HERMANDAD DE AMIGOS DE SARNAGO

Pincha sobre las fotos para ampliarlas (Fotos Marcos Carrascosa)

Texto preparado por Juan Manuel Ruiz Liso para la ocasión:

Estimado Presidente de la Diputación, Vicepresidenta, Alcalde, José María, amigos todos.

Hace la temporalidad de una gestación humana, teníamos la satisfacción de reconoceros con el justo galardón del Desarrollo Saludable 2016, de nuestra FCCR. Repetir lo que allí manifesté y que consta en vuestra revista y en nuestra web, sería reiterativo. Sinceramente, lo teníais merecido.

Al leer vuestra revista de Julio, uno queda todavía más prendado de vuestra dedicación, esfuerzo, perseverancia y credibilidad con la heredad celtibérica de estas Altas Tierras que defiende o castiga según se mire, el puerto de Oncala.

A través de Silvano Andrés de la Morena y de Isabel Goig, hemos conocido un mucho más de vuestra labor. Gracias por invitarme a vuestra semana cultural para presentar algo que se autopresenta por si solo y que debe ser guardado en una cápsula del tiempo para que las nuevas generaciones que recuperarán integra y finalmente esta pequeña villa, conozcan su origen y presuman de sus ancestros.

Sin embargo, desconocía que pudiera haber aquelarres de brujas o fenómenos telepáticos en esta Sierra de la Alcarama. El 4 de Julio, día de la Independencia de los EE.UU. entre José María y este galeno se desarrolló un fenómeno psiconeural que consistió en la transmisión o en la coincidencia de pensamientos al segundo, entre nosotros, a distancia significativa de más de 500 Km, y que se produjo sin intervención de los sentidos ni de agentes físicos conocidos.

Disfrutaba este parlante de una fresca cerveza en una cafetería de Benidorm -antítesis de Sarnago y que quiere ser ¡horror! Patrimonio cultural de la Humanidad-, regalando y relajando mi mente con la lectura de un gran libro, de Abel Hernández de los tres que me había regalado este invierno el cirujano y amigo Dr. Javier Susín porque quería que los disfrutara, con una emotiva dedicatoria. Nunca –lo siento- había leído la obra de Abel Hernández, y con un mea culpa emotivo y dolido, estaba degustando nueve años después, Historias de la Alcarama, tras haber digerido cual buen gourmet las Leyendas y el Caballo de Cartón. ¡Cómo escribe mi paisano! Pensé a lo largo de esa semana. En el momento que leía “las cenizas de Montse” en la página 89, suena el click del Washapp. No podía ser. En el primer párrafo, Abel buscaba el número de teléfono de José María para darle el pésame por el fallecimiento de su hermana y quien suscribe recibía en ese instante, un mensaje también de él remitiéndome la Revista de Julio de 2017. Demasiadas casualidades. Inmediatamente le llamé y conté la atípica sincronía histórico-literaria de autor y lector entorno a su persona. Y de ahí esta presencia mía en este mágico lugar.

Desgraciadamente y por esas casualidades del destino, como patólogo, había tenido la “desgracia” de diagnosticar la enfermedad de su querido hermano Delfín, que lo había llevado meses después al alto del Espino. En la revista se incluyen dos preciosas poesías de esa mente tan clara, de su libro “Soria por dentro. Palabras en el tiempo”. Valdeavellano había perdido su médico de almas y el poeta de sus vidas de medio siglo.

Sin embargo, permitidme que vuelva a esos días de Julio en que la lectura online de la revista y posteriormente “en papel” -¡ojalá persista!, me abrió los ojos.

Sí, era él quien estaba jugando con nosotros. La voz del “rapsoda de la voz de miel” que señala Manuel Castelló, nos ponía en contacto desde el más allá o acá, según la cosmología del momento. Pepe, Pepe Sanz quería estar presente en Sarnago como otros años, ya que como Delfín y antes Avelino Hernández desde su Valdegeña, no viven pero perviven entre nosotros.

Tuve también la poco grata responsabilidad de diagnosticarle su proceso hace algunos años. Éramos muy amigos y al mismo tiempo se sentía miembro activo –y lo es- de nuestra FCCR. En noviembre le hubiera gustado estar presente en la entrega de vuestro Premio, pues me decía que era de los reconocimientos más acertados a una labor colectiva, altruista y hermanada del pasado hacia el futuro. Nuestra intención era que os lo hubiera entregado él. Su debilidad progresiva se lo impidió. Desde entonces, antes ya lo había hecho, demostró dia a día, minuto a minuto, su categoría humana y humanista. El invierno en la Unidad De Paliativos del Hospital del Mirón, fue muy duro. Cada mañana durante esos meses teníamos una breve conversación a primera hora y otra al mediodía. No más de 3-5 minutos, pues las fuerzas humanas eran cada vez menores. Desde su habitación, se veía el Moncayo y aunque con esfuerzo hablábamos del paisaje y paisanaje sorianos –no procedían otros temas-. Fue consciente de su desenlace desde el primer momento, conocía su enfermedad y confiaba en el almarceño Dr. Jesús San Miguel, generoso para todos los sorianos, y aun en esas circunstancias su voz de miel agudizada por sus complicaciones en las vías aéreas superiores, me pedía algo que no pudimos cumplir pero que califica aún más su bonhomía y generosidad. Me pidió que su cuerpo, cuando falleciera se entregara a una Facultad de Medicina para su estudio e investigación. Pepe, que estás aquí presente, por fuerza mayor no lo hicimos.

A través de la lectura y al igual que Abel, Delfín, Pepe y Avelino Hernández –“Silvestrito y Una vez había un pueblo“ con la anécdota de la Consulta Dermatológica en el Hospital Son Dureta de Mallorca con el Dr. Javier del Pozo, que ahora relataré nos habéis mostrado la realidad pétrea de estas tierras, la historia novelada de esos años en que las Sierras de Alcarama, del Madero y la cercana Valdegeña estaban presentes en el argumentario. Avelino, después de estar hablando de Soria 30 minutos en la consulta, se marchaba sin hablar de su problema hasta que fue requerido por el Dr. Del Pozo para saber qué le ocurría……

No obstante, y no quiero convertir esta presentación no presentada, en una necrológica, por mi condición galénica, debo pervivir también, las historias no noveladas, sino auténticas series sin ficción de hombres como Diego Rafael Cano –con su amigo García Fernández-, quien en “Tierra de San Pedro”, cuya lectura sería de obligado cumplimiento en todos nuestros descendientes, imprime una realidad muy cruda a sus actos médicos en esta tierra. El cambio climático se pone de manifiesto en su lectura. No se parecen en nada ni los inviernos ni los veranos a la actualidad. Quienes no lo hayáis leído, leedlo, y puede ser el mejor regalo a vuestros hijos junto con los libros de Abel Hernández de la Sierra de la Alcarama. Con su testimonio se pone en valor, aun más, la labor de los médicos rurales en el siglo XX. Acompañadlo del recuperado vocabulario, imprescindible de los libros de Abel. Desgraciadamente lo he descubierto tarde. ¡Qué bellas palabras, qué lenguaje tan rico.!

Amigos de Sarnago, las instituciones las hacen las personas y son la voluntad de sus asociados. José María eres un ejemplo. En esta tierra es muy difícil conseguir la convergencia en lo material y en lo inmaterial que habéis alcanzado y que ha hecho que el dominical de mayor tirada nacional XL SEMANAL y EL PAIS os conozcan, reconozcan y aplaudan vuestra labor y constancia. Casi 6.000.000 de lectores, si no más, en este mes de agosto os han ponderado y encomiado a través de la lectura fini-semanal y dominical. De nuevo, y como hace cerca de 50 años, esta tierra habla como lo hizo en “Un millón para el mejor” en la única televisión que había entonces. ¿Cuántos pinos se plantaron en la Sierra de Alcarama? Más de 500.000 o llegaron al millón (¿?) y… algunos, con las raíces hacia el cielo, pues muchos voluntarios eran foresto-ignorantes aunque voluntariosos hasta querer invertir la naturaleza y la geosfera.

En el presente, tenéis al mejor cura que nunca será obispo, Toño, que superando –perdón a quien se siente molesto- a Sor María de Jesús tiene a veces “trilocación” con cristianos, judíos y musulmanes. Toño, así deberían ser todos y la Iglesia hoy sería más Universal. Empresarios como Carlos Martínez que apostó por San Pedro con riesgos económicos y compromiso familiar. Mereció la pena. Médicos, reconocidos internacionalmente en lo científico, en lo clínico y en humanidades como Jesús San Miguel, cuyos abuelos fueron alcaldes de San Pedro y Almarza. Artistas de la fotografía como Cesar Sanz y hasta el Vicepresidente de SEAT Xavier Ros Hernández cuyo abuelo materno tuvo el bastón de mando municipal en estas tierras. Unas Móndidas orgullo de la comarca. Y os tiene a vosotros la –yo os llamaría- Hermandad de Sarnago que al igual que Cristo con Lázaro, habéis resucitado un pueblo, aunque en vez de convertir las piedras en panes lo habéis hecho en edificios.

Además, no os habían dicho, seguro, hasta hoy, Sarnago, con esta Hermandad, demuestra que es mediterránea. Más mediterránea que cualquier población de la costa del   mediterráneo. ¿Y esto por qué?

El Diccionario de Sebastián de Covarrubias: “Tesoro de la Lengua Castellana o Española. Año 1611” dice claramente que

MEDITERRÁNEO: Es “lo que está en medio de la tierra apartado del mar”. Y de aquí se dijo Mar Mediterráneo, porque dista del mar Océano, y atraviesa por medio de la tierra, dividiendo África de Europa.

Mediterráneo: es pues, tierra entre dos mares

Y DIETA no es alimento. No. Proviene del griego DIAETA y es ESTILO DE VIDA.

Después de leer a Abel y aunque en la alimentación haya que corregiros algunos hábitos, se cumple, cual templarios de Tierras Altas, al 99% el “Templo de la Salud Integral de la DM” que hice años atrás: generosidad, solidaridad, comunicación, optimismo, bailes clásicos, diálogo y tertulias, ejercicio físico por estas tierras –obligado-, paseos, sostenibilidad medio-ambiental cultivando la cultura del bienestar, comiendo en compañía, amistad y una siesta moderada.

No debo alargarme más, pues Pepe, sí Pepe Sanz se enfada en este aura con que nos acompaña, pero ¿verdad Pepe? ..estoy seguro que te gustaría que finalizara mi intervención con esos brindis que junto a Avelino –a veces con porrón- tanto has prodigado y que en tus últimos días, decías a Carlos, te gustaría “baldosinarlos” en su bodega.

No tengas prisa en tu camino

Ni aun en pos de la gloria y los honores

Pues los más altos favores que pidas al destino

Aun sabiendo, en tu honor, que los mereces

No valen muchas veces

Lo que vale un vaso de buen vino.

______________________________________

Ignacio Sanz: Brindis al vino. El vino en la cultura popular. Colección Raíces. Castilla ediciones.

 

 

BRINDIS DE AVELINO HERNÁNDEZ en Homenaje a PEPE SANZ

 

DÉJAME QUE BEBA VINO

NO ME DIGAS QUE NO BEBA

NO VAYA A SER QUE QUERIENDO

VAYA A BEBER Y NO PUEDA

PORQUE ME FALTE ALEGRÍA

O PORQUE ME SOBREN PENAS.

 

Pepe!, va por ti, por Delfín, por Rafael, por Avelino y por todos estos hombres de estas tierras altas que no pueden acompañarnos hoy, porque como decía Groucho Marx, “piden perdón por no levantarse.”

 

VINO, VINÍN DE LA COPA COPÍN DE LA CANTINCOPA

QUIEN NO DIGA TRES VECES

VINO, VININ DE LA COPA COPÍN DE LA CANTINCOPA

NO BEBERÁ NI UNA GOTA.

¿Cómo se llama tu tía?

MARIA

Caramba! Como la mía

¿Cómo se llama tu hermana?

ANA

Caramba! como mi hermana

Y ¿dónde está tu casa?

EN LA CUESTA

Caramba! Como la nuestra.

Pues si tu tía se llama María, Caramba! como la mía

Y tu hermana Ana, caramba! como mi hermana

Y tu casa está en la cuesta, caramba! Como la nuestra

¿Porqué no nos conocemos?

PORQUE NO BEBEMOS

PUES PARA QUE NOS CONOZCAMOS, ¡ BEBAMOS!

 

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

 

En homenaje a la HERMANDAD DE AMIGOS DE SARNAGO, su amigo,

 

Juan Manuel Ruiz Liso.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies